Un dormitorio con dos armarios, una idea muy práctica

Ante la imposibilidad de instalar un gran armario en mi dormitorio que me permita guardar toda la ropa de temporada, mas todos los porsiacasos, me lanzo a la búsqueda de inspiración para montar dos armarios pequeños. ¿Te ocurre lo mismo? Si tú también tienes este problema quizás estas imágenes te sirvan de ayuda. Te contamos lo que hemos hecho en nuestro hogar al tiempo que comentamos las mejores ideas. ¡Vamos allá!

Un dormitorio con dos armarios

Un dormitorio con dos armarios

Cuando escuchamos la frase “un dormitorio con dos armarios” se nos va la mente hacia una súper habitación con un montón de metros disponibles y un armario para cada miembro de la pareja. Pues nada más lejos de la realidad. En nuestro caso, y en la mayoría de ejemplos que hemos encontrado, el número de armarios es inversamente proporcional a su tamaño. ¿Qué quiere decir esto? Que  los armarios al tiempo que se duplican se reducen. Y eso ha sido exactamente nuestra solución. Colocar dos armarios pequeños uno a cada lado de la cama. Justamente igual a la imagen inferior.

Un dormitorio con dos armarios

Y te preguntarás ¿Porqué? Pues bien, nuestro dormitorio no es que sea pequeño, es que la zona del armario se ve reducida por un gran pilar que contiene la instalación de la chimenea. Chimenea que no tengo por cierto, pero me sabe mal eliminar la preinstalación que ya venía de serie con la casa y quien sabe… Por lo tanto, donde tendría que colocar un precioso armario de cuatro puertas, sólo me cabe un armario de tres puertas y unas baldas decorativas. Muy insuficiente como comprenderéis. Y resueltas todas las explicaciones ahora ya entenderéis porqué decidimos montar dos armarios de dos puertas cada uno en la misma pared del cabezal.

Ventajas de esta instalación: Muchas, pues por fin tengo toda mi ropa en un mimo lugar y además está separada de la ropa de mi marido, que tiene su propio armario. La funcionalidad es total, en este sentido lo recomendamos al cien por cien.

Inconvenientes: Alguno también, no os penséis que es todo bonito, pero son aspectos que más o menos tienen solución, os cuento.

El primer inconveniente con el que nos encontramos es que los enchufes originales han quedado detrás de los armarios pues estaban situados sobre las mesitas. Pero esto tampoco es problema pues a la hora de instalar una luz puedes optar por hacer una pequeña obra y pasar cables por la pared. O directamente comprar cualquier luz de noche a pilas, hay miles, las nuestras son dos pulsadores con adhesivo. Están pegadas al lateral del armario, en la parte baja para que no moleste a los ojos ni a la pareja. Pero hace luz suficiente para mirar la hora o ir al baño.

Un dormitorio con dos armarios

El segundo trastorno es que nos hemos quedado sin mesitas. Al principio pensamos en instalar una balda o repisa, como hemos visto en muchas fotos que compartimos. Pero solucionado el tema de las luces la única función de la repisa sería dejar objetos decorativos y recoger polvo. Así que decidimos descartar el asunto. Pero si ves imprescindible tener un espacio para dejar un libro, tu despertador, o un vaso de agua, puedes contemplar esta opción.

Un dormitorio con dos armariosUn dormitorio con dos armariosUn dormitorio con dos armariosUn dormitorio con dos armarios

Foto: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.