Se llevan las sillas con las patas pintadas

Hoy te proponemos estas sillas con las patas pintadas. Aportamos más ideas para renovar, reutilizar, redecorar y sorprender. ¿Aburrida de tus sillas? Pues mira que opción tan interesante, pinta sus patas y cambia totalmente su aspecto. Esta manualidad decorativa no te llevará mucho tiempo y el resultado será de lo más original.

Se llevan las sillas con las patas pintadas

Nuestros consejos: usa cinta de pintor para limitar los márgenes, de esta forma el acabado lucirá de lo más profesional. Deja secar como mínimo un día antes de retirar la cinta, para no arrastrar la pintura. Apuesta por un tono llamativo y que ofrezca un gran contraste con la pintura original. También puedes usar dos tonos diferentes: uno para las patas y otro para el cuerpo. Y sobre todo ¡atrévete con los colores de moda! Piensa que sólo es pintura, podrás cambiar su tono cuando quieras y tendrás unas sillas muy trendy.

sillas-pintadas-1

Esta manualidad es perfecta para renovar sillas antiguas.

sillas-pintadas-2

Pero también para añadir un acabado único a tus sillas nuevas.

sillas-pintadas-3

Los colores cambiarán radicalmente el aspecto de tu silla y del ambiente donde la coloques.

sillas-pintadas-4

Ideal para añadir un toque de diversión en el cuarto de los peques.

sillas-pintadas-5

A juego con la mesa de comedor.

sillas-pintadas-6

¿No sabes que color escoger? Pues úsalos todos.

¿Y que me dices del resto de mobiliario? Si tienes más piezas con patas puedes continuar con el cambio.

Imágenes de sillas pintadas: 1, 2, 3, 4, 5, 6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.