Qué mantenimiento necesitan las piscinas de madera

Analizando el mercado nos hemos dado cuenta de que este año las piscinas de madera están más de moda que nunca, una tendencia que ha provocado que la venta de estas piscinas se dispare. No solo por su elegancia, sino por lo fáciles que son de mantener y la resistencia que ofrecen.

Si tienes una piscina de madera y quieres que te dure lo máximo posible, estás en el lugar adecuado. Con la ayuda de los expertos en el sector con los que hemos consultado te vamos a mostrar una serie de claves con las cuales te será mucho más sencillo mantener la piscina en perfectas condiciones.

Qué mantenimiento necesitan las piscinas de madera

¿Qué piscina de madera comprar?

Dependiendo del uso y del terreno que tengas para instalar este tipo de piscina deberás optar por una opción u otra. Teniendo en cuenta la información que nos han dado los expertos de Piscinas Athena, podemos decir que las piscinas desmontables de madera son las más demandadas para este verano. Esto se debe a sus características, que ofrecen ventajas singulares como el hecho de que se trata de piscinas de muy buena calidad, resistentes al uso y, sobre todo, muy fáciles de montar y desmontar. Eso hace que muchas personas opten por esta variedad de piscina frente a las fijas.

Las piscinas de madera están preparadas para resistir en la intemperie sin riesgo de grandes deterioros, pero es mucho mejor guardarlas en invierno si es posible. De esa manera se consigue aumentar su vida útil.

A la hora de elegir un tipo de piscina u otra, podemos elegir entre marcas como Abatec, Interline, Viva Pool Waterclip y sobre todo Gre. Esta última es la más conocida y la más solicitada. Una vez elegida la marca tenemos que mirar la forma de la piscina. Las rectangulares siguen estando de moda, pero también las podemos encontrar con otras formas geométricas como las octogonales.

Tratamiento autoclave

Si buscas uno de los tratamientos más eficaces para el mantenimiento de las piscinas de madera, el autoclave te será de gran ayuda. En el tratamiento están presentes sales hidrosolubles CCB, las cuales ayudan a la madera a tener una mayor fortaleza contra las termitas, xilófagos y hongos, principalmente.

Tratamiento de pintura tinte

Es un tratamiento que suele venir recomendado por marcas como Gre. Gracias a él se consigue que la madera esté en perfectas condiciones y, en consecuencia, que sea más resistente. A la hora de realizar el tratamiento se recomienda lijar y posteriormente aplicar el tinte con la ayuda de dos brochas de diferentes anchuras. Así nos aseguramos de que la madera queda totalmente cubierta por el producto.

Para obtener los resultados más óptimos, se recomienda realizar este tratamiento todos los años y dar una capa como mínimo. Aunque si son dos, mucho mejor. Así la madera estará todavía más protegida y la piscina nos durará mucho más tiempo. Lo importante es aplicar el tratamiento cuando la madera está en perfectas condiciones, es decir, no tenemos que esperar a que empieza a mostrar el deterioro propio del paso del tiempo. Normalmente se suele recomendar aplicar la pintura al comienzo de la temporada para evitar que el sol y la humedad puedan dañar la madera. Así la piscina siempre parece nueva y tiene una vida útil mucho más larga.

Cómo realizar un tratamiento protector de la madera

Si no haces el mantenimiento adecuado cada año, te darás cuenta de que la madera comienza a deteriorarse. Si no quieres que el problema vaya a más, te recomiendo realizar este tratamiento, al igual que si quieres que la madera tenga un plus de protección.

Es importante elegir un protector adecuado según el tipo de protección que queremos que tenga la madera. Para que te hagas a la idea, un buen protector tiene que tener fungicida, insecticida, hidrófugo y pigmentado. Es importante fijarse en otros detalles como que no perjudique al medio ambiente, se adapte a la madera de la piscina, que ofrezca una buena duración, permita aplicar pinturas o barniz y sobre todo asegúrate de que no deje olores residuales desagradables.

Una vez elegido el producto adecuado es el momento de ponernos manos a la obra. Para conseguir buenos resultados es fundamental que sigas los siguientes pasos:

1- Lijado

Es fundamental lijar correctamente la madera para eliminar la suciedad y sobre todo los restos de los tratamientos anteriores. El objetivo es poder aplicar el tratamiento directamente en el poro. Eso significa que la eficacia será superior que si aplicamos el producto sobre capas anteriores.

Para obtener buenos resultados, los expertos de Piscinas Athena nos comentan que es mejor comenzar con una lija gruesa y finalizar con una fina. Eso garantiza unos acabados óptimos. Un taco hará que el trabajo de lijado sea más sencillo. Para no perder la elegancia de la madera, es fundamental realizar el trabajo de lijado siempre en dirección de la veta.

2- Tinte

Hay que aplicar un tinte para conseguir que el color de toda la superficie sea homogéneo. La aplicación se suele realizar con la ayuda de una brocha, aunque con una muñequilla de algodón será más fácil conseguir acabados más profesionales. A cambio tendrás que tener más paciencia para conseguir el resultado buscado.

Como ya hemos indicado, siempre debemos aplicar el tinte en la misma dirección, siempre siguiendo la dirección de la veta. Si buscas un color claro, con una sola capa suele ser suficiente. Si buscas un color más intenso tendrás que dar más capas. El objetivo es conseguir una aplicación uniforme para que toda la madera esté cubierta correctamente. Siempre hay que aplicar la cantidad justa de tinte para evitar empapar demasiado la madera y que esa humedad pueda provocar riesgo de deterioro.

3- Barniz

Antes de aplicar el barniz tenemos que esperar a que el tinte esté completamente seco. No tengas prisa, si tienes que dejar secar el tinte un día entero, espérate.

Cuando tengas la certeza de que todo está seco, será el momento de aplicar el barniz a la madera para protegerla. Los expertos nos comentan que la mejor opción es realizar la aplicación con la ayuda de una brocha ancha y siempre en sentido de la veta. Una vez realizada la capa de protección será el momento de esperar a su secado.

Cuando esté el barniz seco, será el momento de comenzar a disfrutar de la piscina. Eso sí, volvemos a recordarte que, si quieres que la madera te dure muchos años, lo mejor que puedes hacer es realizar este proceso todos los años al comenzar la temporada. Así podrás amortizar la compra y sacarle partido a la piscina de madera.