Parquet o porcelánico imitación madera ¿Qué elegir?

Los suelos de madera están de moda pero no en todos los hogares podemos permitirnos el parquet, y no estoy hablando de precio, nos referimos a nuestra forma de vida.  Por suerte hoy en día contamos con otros materiales que imitan la madera. Algunas opciones son tan fieles que en ocasiones hay que tocarlos para saber si son auténticos,  como los suelos cerámicos, y en concreto los más resistentes, el porcelánico imitación madera. Si te encuentras en esta disyuntiva, y no sabes qué material elegir para tu hogar, en nuestro artículo de hoy trataremos de darte información interesante que puede ser la ayuda que necesitas para decidirte por parquet o porcelánico. ¡Comenzamos!

¿Parquet o porcelánico imitación madera?

¿Parquet o porcelánico imitación madera?

Antes de comenzar con nuestra relación de aspectos a favor y en contra de ambos materiales tenemos que decir que en cuanto al poder decorativo no tenemos nada que objetar, pues en las dos situaciones conseguimos el mismo resultado. Las piezas cerámicas imitan a la perfección la madera, incluso replican sus vetas y nudos, por lo que el ambiente final es igual de acogedor y confortable independientemente del material que uses. Siendo esto así te preguntarás, ¿Qué otros detalles pueden vencer la balanza hacia uno y otro material? Los vemos detenidamente a continuación.

Durabilidad

Esta característica la gana el porcelánico de imitación madera por goleada. En hogares con mascotas grandes, por ejemplo, el parquet está desaconsejado. También si guardas dentro de tu vivienda las bicicletas y circulas con ellas hasta el patio o galería. Ni te cuento lo que le pasa al parquet si entras a casa con los patines puestos. Pueden estropear tu parquet los zapatos de tacón fino, la incidencia del sol directo, el agua o humedad, los muebles con ruedas como sillas de oficina o camas extraíbles, etc… Como verás hay muchas cosas que tienes que valorar antes de decirte a colocar parquet en tu hogar. Si estás en alguna de estas situaciones o cualquier otra que produzca un uso continuo o desgaste, te recomendamos el porcelánico en tu caso.

Mantenimiento

En cuanto a la conservación, los suelos cerámicos no necesitan apenas mantenimiento y no requieren cuidados especiales. También destacan por su fácil limpieza. No podemos decir lo mismo de los suelos de parquet, la madera natural precisa un continuo mantenimiento y tratamientos específicos. Aunque si nos atenemos únicamente al parquet laminado, y dejamos de lado la madera natural, debemos reconocer que existe una constante evolución en el sector y hoy en día hay opciones con muy buenos resultados y alta funcionalidad.

Ruido

También en este aspecto el parquet sale perdiendo pues es mucho más ruidoso que el porcelánico. En el parquet se oye todo ampliado. Es tanto que si duermen bebés en casa te quitarás los zapatos en la misma puerta para no despertarles. El estruendo que se forma cuando cae algo al suelo es importante. Esto no quiere decir que el material cerámico sea insonoro, ni mucho menos.

Calidez

Aunque ya comentábamos anteriormente que el efecto visual es el mismo en ambos casos no podemos negar que la pisada en un suelo de madera es mucho más cálida que en un suelo cerámico. ¿Eres de los que te gustan andar descalzo por la casa? Entonces el parquet es tu suelo ideal.

Precio

En cuanto al precio un suelo porcelánico precisa de una instalación cara y costosa, vas a tener que meterte en obras ¡socorro! Con el consiguiente trastorno y desembolso económico. A la hora de comparar el precio de tu suelo de parquet con el porcelánico de imitación madera ten en cuenta este detalle pues encarece mucho el proyecto.

Instalación

La instalación del suelo de parquet, sobre todo el laminado, es muy sencilla. Si eres un poco manitas podrás hacerla tú mismo. Pero no podrás colocar parquet en toda la casa ya que se desaconseja la instalación en cocinas y baños por el alto riesgo de fugas de agua y la humedad en el ambiente.

Por contra si eliges un suelo porcelánico de imitación madera no tendrás este problema. Podrás añadirlo a cualquier estancia consiguiendo una continuidad en los suelos de todo tu hogar. ¡Y también en las paredes!

Esperamos que esta comparativa despeje tus dudas y te ayude con tu decisión.

¡Gracias por leernos!