Consejos para reformar el cuarto de baño

¿Necesitas consejos para reformar el cuarto de baño? Hoy nos hemos propuesto un gran reto. Reformar el cuarto de baño no es una tarea sencilla, pero sin embargo, llega un momento en que este proyecto se hace indispensable. Si te encuentras en esta situación no te preocupes. Con nuestra guía tendrás un punto de partida. Esperamos que nuestras sugerencias sean de gran utilidad y que consigas un baño fantástico. ¿Comenzamos?

Consejos para reformar el cuarto de baño

Elegir el estilo

La primera cuestión a plantear antes de comenzar el proyecto de tu baño será elegir el estilo decorativo. Si estás inmerso en una reforma integral de tu hogar tienes un gran abanico de posibilidades. Si por el contrario, el cuarto de baño es la única estancia de tu vivienda que vas a cambiar, tu estilo será definido por el conjunto de tu hogar. Baños modernos, minimalistas, contemporáneos, clásicos, rústicos, etc… Para cada gusto existen en el mercado todo tipo de materiales, concreta una línea a seguir y tu búsqueda resultará mucho más sencilla.

Reformar el cuarto de baño

Un baño contemporáneo pero con un toque rústico que aporta mucha personalidad. Cuando proponemos el estilo rústico para tu cuarto de baño no nos referimos al baño de tu abuela, si no a una combinación actual de materiales y acabados naturales. ¿Lo ves cómo una opción?

 

El estilo minimalista, con el color blanco como tono principal, destaca por sus líneas rectas, la funcionalidad de sus elementos y la ausencia o discreción de sus complementos decorativos. Perfecto para obras de nueva construcción o para renovaciones íntegras de la vivienda.

 

¡Cómo nos gustan las bañeras antiguas! Si tu vivienda posee un look clásico aprovecha la oportunidad de colocar esta maravilla en tu baño.

Planificar la distribución

Tan importante como la elección del estilo es la distribución del espacio y la elección de las piezas imprescindibles. Aquí los metros disponibles van a significar un detalle importante. Plantéate, además del espacio, estas preguntas. ¿Cuántas personas van a usar el baño? Si es un baño familiar y tienes niños pequeños deberás instalar una bañera. Si tu cuarto de baño está incorporado al dormitorio principal, y será usado por tí y tu pareja, opta por un plato de ducha.

En baños compartidos los lavabos dobles ¡son una bendición!

Elementos con doble función, como el radiador toallero, ocupa menos espacio que el radiador tradicional y cumple con un interesante propósito ¡secar las toallas!

 

Una mampara de cristal te servirá para ampliar visualmente el espacio. Si bien es cierto que su mantenimiento es más complejo, el resultado merece la pena.

¿Bidet sí o no? Hoy en día el uso del bidet está decayendo, es por esto que su instalación dependerá únicamente de nuestras costumbres. Si no puedes vivir sin el bidet siempre tienes la posibilidad de comprar un inodoro con la función bidet integrada.

El almacenamiento siempre es un extra importante. Por ello aquí no te hacemos la pregunta de si necesitas espacio de guardado en el baño, damos por hecho que así es. Añade espacio de guardado con muebles de baño prácticos y funcionales. Modelos con puertas o cajones que te permitirán mantener un orden impecable. Y si tienes posibilidad te recomendamos añadir una columna, un módulo o incluso un estante. Piensa en la cantidad de complementos, accesorios, artículos de aseo personal, cosméticos, toallas… Sacar el máximo partido a cada pared o rincón de tu cuarto de baño ¡es posible!

Cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa. La organización dependerá de la fucionalidad. Un baño ordenado siempre tendrá un aspecto impecable.

Comprar los materiales

¿Cómo andamos de presupuesto? Porque una gran parte de tu dinero se va a invertir antes de comenzar con la obra. Suelos, revestimientos, sanitarios, muebles, grifos, los hay de todos los precios y calidades. Nuestro consejo es que compares los precios antes de realizar la compra, pues te puedes ahorrar mucho dinero. Y si nos permites una sugerencia, visita la tienda Materiales de Fábrica, te vas a sorprender con su extenso catálogo y el precio de sus productos. Desde la comodidad de tu hogar, a golpe de clic, puedes adquirir todo lo necesario para reformar el cuarto de baño de forma rápida y sencilla. Con la ventaja añadida de que recibirás tu pedido en tu puerta ¡Así de fácil!