Tips para quitar manchas de las paredes sin volver a pintar y sin dañar la pintura

Uno de los mayores disgustos que nos podemos llevar dentro de casa es ver que la pared se ha manchado. En muchas ocasiones tendemos a pensar que esa mancha solo se puede eliminar con una nueva mano de pintura. Pero eso no es realmente cierto. En ocasiones podemos limpiar la pared y dejarla como nueva.

En la actualidad hay muchos tipos de manchas que pueden afectar a las paredes. Dependiendo del tipo de mancha que estemos sufriendo, el remedio deberá ser uno u otro. Pero antes de comenzar a mostrarte los consejos, te recomiendo usar una pintura lavable. Como nos comentan los expertos de https://combinacolores.com/, la pintura lavable permite eliminar con más facilidad las manchas. Es verdad que su precio en el mercado es ligeramente superior a la pintura tradicional, pero a cambio nos resultará más fácil limpiar las paredes en caso de mancha. Sin olvidar que una buena combinación de colores hará que las manchas se noten más o menos. Siempre hay que elegir el color adecuado para evitar que en poco tiempo la pared parezca más vieja de lo que realmente es.

Quitar manchas de las paredes

Tipos de pared y como limpiarlas

Dependiendo del tipo de pared que tengamos que limpiar, el método de limpieza deberá ser uno u otro. Te mostramos los principales tipos para que te sea más fácil encontrar el método adecuado.

  • Pintura plástica: con una buena pintura plástica lavable podrás eliminar la mancha con una esponja suave humedecida con agua. Es importante no humedecer demasiado y no apretar o podríamos levantar la pared. Si la mancha se resiste, podrías usar un poco de detergente no abrasivo.
  • Pared al temple: una de las mejores opciones para eliminar la mancha de este tipo de pared es usar goma de borrar. Si no tienes, también puedes usar miga de pan prensada, pero ese remedio no es tan eficaz. Eso sí, la limpieza la tienes que hacer con cuidado. Comento ese detalle porque la limpieza seguramente haga que también se borre la capa de suciedad del paso del tiempo. Eso significa que la zona quede más clara y los resultados no sean óptimos porque se nota la zona tratada.
  • Papel pintado: también puede ser una buena opción usar el truco de la goma de borrar. Este tipo de papel suele ser bastante resistente, pero te recomiendo no apretar demasiado. El truco no solo sirve para eliminar posibles manchas sobre el papel, también puede ayudarte a eliminar la tinta de boli. No olvides hacer el borrado con delicadeza o el papel se podría ver resentido. No lo olvides, la limpieza siempre debe realizarse sobre una superficie seca, nunca sobre una húmeda.

Consejos para limpiar las manchas de la pared

Para realizar este apartado hemos solicitado ayuda a los expertos del portal Limpieza 10. Gracias a ellos no solo hemos conocido los mejores artículos de limpieza, sino consejos que harán que eliminar las manchas nos resulte mucho más fácil.

Para eliminar las manchas de grasa de la pared blanca, lo mejor que se puede hacer es espolvorear la mancha con polvo de talco. El objetivo es que ese producto absorba el exceso de grasa y posteriormente acabar la limpieza con la ayuda de un cepillo suave. Cuanto más reciente sea la mancha, más fácil será conseguir los resultados esperados. Para evitar estropear la pared, se recomienda frotar con suavidad. Tras realizar la labor de limpieza hay que pasar un paño húmedo sobre la zona tratada. No siempre es posible eliminar la mancha, pero sí que se puede disimular. Si la mancha es grande o se ha secado, es más difícil eliminarla en su totalidad.

Otra opción puede ser la de comprar los conocidos “borradores mágicos”. Son productos que han sido diseñados para eliminar las manchas de las paredes y otras superficies. Estos productos suelen dar buenos resultados, no pierdes nada y no suelen hacer que el problema vaya a más. Pero como suele suceder, cuanto más reciente sea la mancha, más fácil será de eliminar. Por ese motivo, nuestros expertos en limpieza nos recomiendan tener ese producto en casa. Así lo podemos usar cuando se produce la mancha y en consecuencia el problema desaparece con rapidez.

En el caso de que la pared se pueda lavar porque hemos aportado una capa de pintura lavable, entonces siempre debes realizar una limpieza con un paño húmedo. Se debe humedecer en agua tibia y un poco de jabón neutro. La mancha tiene que ser frotada con suavidad y con movimientos circulares. En muchas ocasiones este sencillo truco elimina la mancha o al menos la disimula. Una vez realizada la limpieza no te olvides de secar la zona con un trapo limpio para evitar que la humedad pueda crear una nueva mancha. Si la mancha es fuerte y con ese remedio no la eliminas, siempre te queda la opción de añadir al litro de agua una cucharada de amoniaco. Solo lo debes usar en los casos más extremos.

Si quieres eliminar la mancha de una pared blanca y ves que con el jabón no es suficiente, entonces nuestros expertos nos recomiendan usar lejía. Este producto es agresivo, solo se debe usar en paredes blancas. Nunca en paredes de color o empapeladas o se perderá el color y finalmente te tocará pintar.

Si tienes paredes de papel y las quieres limpiar, asegúrate de que son de vinilo. Son las únicas paredes que se pueden lavar con agua y jabón. Además, para que la mancha se retire con más facilidad, puede ser una buena opción aplicar polvos de talco sobre la mancha y dejar actuar media hora. Posteriormente limpiar con un paño húmedo y con suerte desaparecerá. Si no lo hace, será menos visible.