Regalos personalizados en San Valentín

Llega la fecha más señalada del año para las parejas. El día de los enamorados está al caer y es el momento de estrujarse la cabeza para sorprender a nuestra media naranja. Una buena opción es buscar ideas con fotos para sanvalentin como un regalo que se quedará guardado para toda la vida.

Todo el mundo tiene más de una fotografía de aquellas que son muy especiales, en pareja. La noche mágica de bodas, el primer aniversario, el viaje al otro lado del océano. Solo hay que revisar la carpeta del ordenador o el teléfono móvil para encontrar la mejor instantánea. Una vez se dispone de una o varias fotos, hay que buscar el formato idóneo para enmarcarlas. Las opciones son múltiples y responden a cualquier formato de fotografías así como a las posibles ideas que pueden surgir.

Regalos personalizados en San Valentín

Quien quiera hacer un regalo sencillo que sea fácil de transportar, entonces la mejor idea es el Smart Album, un pequeño libro donde se pueden guardar para la eternidad los momentos más divertidos de la pareja. Es, además, una elección perfecta para los regalos de última hora; ya que es fácil de diseñar y su producción se produce con bastante celeridad. Es un álbum personalizado, ya que se puede elegir entre el formato cuadrado y el apaisado. Su tamaño reducido permite llevarlo a cualquier lugar, ya que apenas ocupa espacio. Si recientemente ha llegado uno más a la familia, es el momento ideal para recordar sus primeros meses de vida. El Baby Album tiene 16 páginas lavables donde se reflejan las escenas más divertidas del pequeño de la casa. Permite, además, elegir entre diez colores diferentes de fondo. Seguro que tiene sitio en su futura habitación.

Los álbumes digitales presentan un estilo más desarrollado e innovador, donde el tamaño y la calidad son mayores. Es un regalo muy especial, de aquellos que se guardan en el cajón con mucho cariño; para poder recordar los momentos mágicos de la relación dentro de unos años. Se puede elegir entre diferentes tamaños, tales como vertical y apaisado. Hay una opción, con ventana, que muestra en su portada un pequeño espacio donde sobresale una de las fotos elegidas. Este tipo de álbumes se pueden ampliar hasta cien páginas, así que caben muchos años de historias y recuerdos en su interior.

Un cuadro para toda la vida

Una opción más visual que además tendrá cabida en algún punto de la casa, es un cuadro. Se puede imprimir una fotografía en formato grande para colgar en la pared. Aquí hay que elegir bien la imagen, ya que tendrá una doble función: recordar un momento especial de la pareja y servir a la decoración. De hecho, cada vez más personas utilizan la fotografía como elemento decorativo. Hay varios tipos de cuadros, en función de las preferencias de cada uno. Como todos estos tipos de regalos, se pueden personalizar.

El cuadro forex es un modelo de gran tamaño, ideal para colocar sobre una pared blanca. Otra opción es el cuadro adhesivo, una opción un poco más pequeña que tiene la ventaja de que se puede colgar sin necesidad de realizar agujeros. Se pegan y despegan tantas veces como uno quiera, así que es posible ir cambiando su ubicación o llevarlo a otra vivienda. Si tu pareja es de ese estilo de personas que le gusta ir con la casa a cuestas cuando se va de vacaciones, esta opción es muy recomendable para regalar en San Valentín.

Un regalo divertido

San Valentín es una fecha muy señalada para muchas parejas, que quieren celebrarlo de forma especial. Las opciones de regalos son múltiples y, en ese sentido, no hay que olvidar el concepto de que la fotografía solo se enmarca en un álbum o cuadro se ha renovado. Ahora es posible imprimir imágenes personalizadas en muchos formatos. Febrero es el segundo mes del año, así que no llegamos tarde si regalamos un calendario con los mejores momentos de cada mes del pasado año. Sí. Ha sido un año diferente, pero seguro que también ha dejado recuerdos imborrables. Entre sus ventajas está la posibilidad de destacar fechas señaladas para la pareja, como puede ser un cumpleaños o el día del aniversario de boda.

Las mascarillas han llegado para quedarse durante un tiempo y también se pueden personalizar con una foto propia. Es ahora una buena oportunidad para dejar a un lado los diseños tradicionales y buscar una mascarilla innovadora. Ocurre lo mismo con la taza que usamos cada mañana en el desayuno o la carcasa para mi nuevo teléfono móvil. Las tazas pueden ser tanto de metal como de porcelana y el resultado en ambos casos es óptimo. Hay incluso una taza mágica que enseña la imagen personalizada cuando entra en contacto con un líquido caliente. Respecto a las carcasas, están disponibles para las diferentes marcas de teléfono móvil. Todo se puede personalizar y diseñar al gusto de cada uno, con esa fotografía especial que nos traerá una sonrisa y un buen recuerdo cada día.