Tipos de sofás y claves para acertar con el tuyo

Jubilar nuestro antiguo sofá siempre genera reticencias. Vamos a desprendernos de una pieza de descanso a la que estamos acostumbrados y de la que hemos disfrutado gran cantidad de años. Para elegir el modelo más apto para nuestro salón debemos considerar una serie de factores para acertar con la compra y poder disfrutar de una pieza de descanso perfectamente ajustada a nuestras preferencias. ¿Conoces todos los tipos de sofás que existen y sus características?

Tipos de sofás y claves para acertar con el tuyo

Dimensiones, plazas, materiales, distancia de reposabrazos, inclinación del respaldo, módulos de almacenaje, disposición al espacio reservado de nuestro hogar… Todos ellos son aspectos a tener en cuenta a la hora de adquirir un sofá. Variantes que debemos tener en cuenta y que acabarán decidiendo el tipo de sofá a incorporar en nuestro salón. Para que conozcas los principales modelos que tienes a tu alcance, echa un vistazo al siguiente artículo para conocer en qué se diferencian unos modelos de otros. ¡Así sabrás elegir el sofá ideal para ti!

Tipos de sofás y características principales

Sofá rinconero

También es conocido como sofá de esquina o sofá “tipo L” por emular la disposición de esta letra del alfabeto. Son perfectos para ser ubicados en esquinas y aprovechar de esta manera el ángulo de la pared al máximo, evitando la aparición de ángulos ciegos desaprovechados. No obstante, también pueden ser utilizados al mismo tiempo como separadores en las viviendas más modernas, donde el comedor y el salón suelen encontrarse en un mismo espacio y sin muros ni puertas que los separen.

Sofá rinconero

Cada vez son más utilizados para disfrutar en familia de una sesión de cine en casa, de una reunión de amigos o para dormir con más espacio durante las noches. Son una gran alternativa al tradicional sofá cama en caso de que un invitado tenga que quedarse a dormir.

Sofá tipo chaise longue

Su nombre procede del francés, chaise longue, que traducido al español significa literalmente “silla larga” o, directamente, tumbona. Estás ante un tipo de sofá que se distingue de los demás precisamente por contar con un diván perfecto para estirar las piernas y maximizar el espacio de toda la familia.

Sofá chaise longue

De todas las variedades de sofás que conviven en el mercado, el chaise longue es uno de los tipos de sofás más glamourosos por estar asociados a un diseño exquisito y delicado, por haber sido utilizado en infinidad de secuencias en el sector audiovisual con grandes divas del panorama internacional y por haber acompañado en la pantalla a algunas de las más grandes celebridades femeninas de todos los tiempos.

Sofá de piel

Se caracterizan por su inconfundible tacto, la esponjosidad de su superficie y por adaptarse al peso de todo tipo de cuerpos. Son ideales para mitigar los dolores de espalda, cuentan con reposabrazos inclinados perfectos para tumbarse y descansar. Algunos se alejan de los tradicionales tonos negros para apostar por diseños más coloridos, habiendo modelos disponibles en color rojo, vainilla, anaranjado o beige.

La piel es uno de los materiales más resistentes y duraderos, tal y como sostiene el equipo de SofaCenterValencia, firma especializada en la fabricación y venta de sofás de calidad superior con más de 30 años de experiencia en el sector. Y es que la piel, además de ser muy elegante y aportar a tu salón un toque más sofisticado, es uno de los materiales predilectos por quienes buscan un material aislante sin renunciar al confort. Es la opción perfecta para quienes busquen un sofá amplio, cómodo y fácil de limpiar. Y recuerda que puedes emplear la piel en tu sofá a medida independientemente de su disposición para disfrutar de un sofá ajustado plenamente a tus gustos y necesidades.

Sofá de piel

Sofá relax

¿Quién ha dicho que un sofá es una pieza inamovible? Especialmente diseñado para quienes prefieren redistribuir el espacio del salón constantemente y adaptarlo a las necesidades de sus ocupantes. Los sofás relax se caracterizan por poder adaptarse perfectamente al contorno del cuerpo y poder ser complementados por módulos que favorezcan el descanso y la relajación del usuario.

Es un tipo de sofá que casa a la perfección con un perfil de usuario dinámico e inconformista. Ofrece excelentes resultados en los salones de todos aquellos que busquen constantemente una manera más óptima de aprovechar el espacio de su vivienda sin renunciar a la comodidad de un sofá especialmente diseñado para fomentar el descanso.

Sofá relax

También son muy apreciados por quienes han abrazado la moda del co-living, puesto que permite dividir un sofá en varios sillones y adaptar los asientos a la cantidad de invitados que tengamos en casa. Y a la hora de unificar los módulos para crear un sofá de una sola pieza, el usuario puede elegir qué tipo de disposición crear: desde formar un sofá de esquina hasta un sofá relax o uno lineal si prefiere apostar por algo más tradicional.

Sofá cama

Perfecto tanto para contar con un plus de espacio en las tranquilas tardes de domingo como para pasar una noche con la máxima comodidad. Es una opción ideal para quienes cuenten con invitados asiduos en casa que precisen de alojamiento. También para quienes tengan propensión a quedarse traspuestos viendo una película o un capítulo de su serie favorita.

Sofá cama

Es de los tipos de sofás más populares y versátiles. Suelen disponer de almacenaje para guardar cojines, mantas y ropa de cama para colocar sobre el colchón una vez haya sido abierto.

Sillones relax

Aunque no son un sofá al uso, los sillones relax son piezas ideales para quienes busquen un complemento cómodo y de calidad al sofá de su salón. También para quienes no compartan piso y quieran disfrutar de una pieza donde reposar y descansar con la máxima comodidad. Los sillones relax destacan por ofrecer una superficie mullida, con reposabrazos a la altura ideal para evitar lesiones cervicales y lumbares, ideales para disfrutar de una plácida tarde de calma y sosiego.

Sillones relax