La pared de mi escalera revestida con azulejo cerámico imitación piedra

¿Recordáis cuando os contaba esa idea que me rondaba por la cabeza de revestir la pared de mi escalera? Pues la idea se hizo realidad este verano. Después de mucho buscar encontramos el azulejo cerámico ideal. Os cuento mis preocupaciones y todo el proceso.

pared-escalera-2 pared-escalera-6

Como os decía en este post: escaleras con paredes de piedra mi mayor problema era la suciedad, mis hijos usaban la escalera apoyándose en la pared y dejaban en ella verdaderas obras de arte. Después de buscar soluciones y materiales decidí apostar por el azulejo cerámico por varios motivos. El primero es que vivo en la tierra de la industria cerámica y eso era un punto a la hora de encontrar el modelo ideal. El segundo motivo era la limpieza ya que, por su superficie lisa, es perfecto para pasar una mopa, un plumero o incluso un trapo con jabón.

pared-escalera-7

La esquina la hemos rematado con un perfil de madera del mismo tono que la barandilla.

Este modelo de azulejo porcelánico imita la piedra, su contorno en mosaico disimula la junta y produce un efecto natural. El color que elegimos estuvo condicionado por la luz ya que no queríamos un tono oscuro que restara luminosidad a la escalera.

No os pongo la marca del azulejo pues es un producto ya descatalogado imposible de encontrar, nosotros lo conseguimos a través de dos amigos, José María y Toni, ellos nos ayudaron a buscar lo que necesitábamos y nos consiguieron el material ¡gracias por todo chicos!